Código de Barras para el Control Patrimonial

Hay mucho que se sabe del uso y de los beneficios del Código de Barras en diversos segmentos de la economía, facilitando, dinamizando y agilizando procesos.

Con el paso del tiempo el Código de Barras llegó también al sector patrimonial de las empresas, a través de las placas de patrimonio que se fijan en los bienes como máquinas, utensilios y equipos en general. Así, ya en la década de los 90, las empresas comenzaron a recibir las placas de patrimonio con código de barras.

El código de barras es la representación numérica o alfanumérica de cada bien que se ha registrado en la contabilidad. Con las placas de patrimonio con código de barras se permite hacer el conteo de los bienes patrimoniales con mayor rapidez usando un lector óptico que lee el código de barras y almacena los datos en la memoria, a continuación los datos se transfieren al sistema de gestión patrimonial la empresa. Las normas ISO 9000, para las empresas privadas y el Tribunal de Cuentas de la Unión para los organismos gubernamentales, ambos recomiendan que las placas o etiquetas para el patrimonio estén con el código de barras.